Envero y Maduración de la Uva

Después del cuajado, hay un período de entre seis a ocho semanas durante el cual las uvas comienzan a crecer. Hasta este momento, tanto las uvas tintas como las blancas son verdes y duras. El envero señala el momento en el cual las uvas empiezan a madurar. Las pieles de las uvas cambian de color: las variedades tintas se vuelven color rojo y luego púrpura, mientras que las variedades blancas se ponen translúcidas y doradas.

Entre en envero y la vendimia las uvas se hinchan y se llenan de agua. Durante la maduración, los niveles de azúcar aumentan y los niveles de ácido disminuyen. Los pigmentos de color y los compuestos de sabor también se acumulan en esta época y los taninos se desarrollan. Las condiciones de tiempo cálido y soleado son ideales. Un ligero estrés hídrico inhibe el crecimiento de los pámpanos y fomenta la maduración de las uvas.

En en hemisferio norte este proceso va de los meses de julio a septiembre. En el hemisferio sur, de enero a marzo.

Si quieres aprender sobre estos temas en profundidad, sigue el camino de las Certificaciones de la Wine & Spirit Education Trust (WSET) que tenemos para ti.